Naturaleza

Naturaleza

Naturaleza

La naturaleza en Milmarcos y su entorno, adusta y dura, se oculta tras los montes en valles y laderas en los que se suceden paisajes de belleza silenciosa.

Parajes en los que la hace evidente, a cada paso, la presencia y la ausencia de los hombres: hornos, parideras y cercados, restos de muros de origen desconocido, se esparcen entre viejas tierras de cultivo abandonadas y almendros secos.

La Naturaleza, acostumbrada al hombre, echa de menos su presencia cotidiana: el abandono de actividades tradicionales está haciendo estragos y muchos parajes están perdiendo gran parte de su belleza.

Pese a todo, pese a esa melancolía que a veces embarga a los pocos cazadores o caminantes que se adentran por los caminos, contamos con un entorno extraordinario, con algunas joyas extraordinarias…. la mayor parte poco valoradas por los que hemos disfrutado de ellas “toda la vida”, pero merecedoras de un extraordinaria consideración en otras latitudes.

Todo tipo de aves, desde pequeñas rapaces a buhos reales y águilas, alondras de dupont y abejarucos, junto a zorros, jabalíes, corzos y, últimamente, ciervos (con algún macho con “mucha leña en la cabeza”, y todo ello en un paisaje fronterizo entre los altos páramos castellanos y el bosque mediterraneo conocido como Parameras de Maranchón (un espacio natural incluido en la Red Natura 200 y que, incomprensiblemente, no incluye el monte milmarqueño)

Sabinas, enebros y diversos tipos de la familia quercus, agrupados buena parte, para nosotros, bajo el término tan apañado de “chaparros”, ocupan una buena parte del término municipal, lo que llamamos “el monte”. Un espacio lleno de lugares singulares y de gran belleza, cada vez más salvaje e inaccesible.

A continuación, algunos botones de muestra, seguidos de un mapa en el que estamos trabajando con los nombres de nuestros parajes, la ubicación de distintas edificaciones y de los navajos, fuentes y abrevaderos del término.
Mapa del término, en el que se han marcado lo navajos, fuentes, abrevaderos y bebederos.

José Luís Fernández-Checa Roy

Periodista. Toda la vida en la Plaza, ahora en La Muela.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Have your say

An entertainment WordPress Theme