Noticias

Noticias

Vecinos conflictivos

DETALLE SANTUARIO

Las relaciones con los vecinos no siempre son fluidas y amistosas; mucho menos cuando las lindes no están demasiado claras… y eso nos ha pasado a lo largo de la historia, en Milmarcos, en muy diversas ocasiones, incluida alguna que otra en la que ha tenido que intervenir la autoridad real.

Este es el caso de una de las primeras citas históricas de nuestro pueblo, referida a un pequeño problemas con nuestros amigos campellanos: Jaime II ordenó en 1307 al Justicia de Calatayud que obligara a los habitantes de Milmarcos “a dejar el disfrute de una parte del territorio fronterizo de Campillo de Aragón al comendador sanjuanista de Calatayud.

Por aquel entonces, Campillo pertenecía a Encomienda de Calatayud de la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, la famosa Orden de Malta, y al parecer los aragoneses tenían serías quejas sobre la actividades de nuestros antepasados.

Es curioso el trabajo que le dimo a Jaime II … tres años antes se había estado carteando con María de Molina y su hijo, Fernando VII, por la  devolución a Castilla de “Labros e Mil Marcos e Algar”.

El siguiente pleito de importancia fue con Hinojosa, a costa de la actual Santa Catalina, o más bien a costa de los restos del poblado de Torralbilla. Al parecer, al despoblarse el lugar, en fecha desconocida, parte de los vecinos de esta aldea se afincaron en nuestro pueblo, mientras que otros, la mayoría, se instalaron en la mas cercana Hinojosa.

A partir de entonces, según refieren diversos autores, sin citar fuente alguna más que la tradición popular hinojense, los vecinos de ambos pueblos mantuvimos todo tipo de disputas, incluidas agresiones y algaradas, tanto por el uso de los pastor del lugar como por la propiedad de la ermita. Nos acusan a los milmarqueños de ser los culpables de la mayor parte de esos incidentes, además de haber provocado desperfectos en la portada del templo, en su muro septentrional y en el ábside, incluso de habernos llevado las columnillas de la portada…

Una sentencia judicial termino por dejar la cosas en su sito.

José Luís Fernández-Checa Roy

Periodista. Toda la vida en la Plaza, ahora en La Muela.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Comments are closed.

An entertainment WordPress Theme